La sonda espacial ‘Lunar Reconnaissance Orbiter’ o ‘LRO’ de la NASA ha enviado las primeras imágenes de la Luna, tras su llegada al satélite el pasado 23 de junio, correspondientes a una zona similar a la que exploró en 1972 la misión del ‘Apolo 16’, según confirmó hoy la agencia espacial norteamericana.

Así, las dos cámaras de la nave, que fueron activadas el pasado martes, han captado fotografías de una zona situada entre la frontera de la parte soleada y la cara oculta de la superficie lunar.»Debido al profundo sombreado, la topografía sutil se exagera, sugiriendo una superficie escarpada e inhospitalaria», apuntó el experto.

Las cámaras, según indica la agencia espacial, están funcionando «bien», y conforme el aparato vaya rotando alrededor de la Luna captará miles de imágenes que completarán el mapa de la superficie lunar. El ‘Lunar Reconnaissance Orbiter’ partió junto con el ‘Lunar Crater Observation and Sensing Satellite’ (LCROSS) el pasado 17 de junio a bordo del lanzador ‘Atlas V’ desde Cabo Cañaveral (Florida, Estados Unidos).

El ‘LRO’, con un amplio juego de siete instrumentos, permitirá identificar emplazamientos seguros para el aterrizaje de los exploradores lunares, localizaciones con alto potencial, investigar sobre la radiación del ambiente, así como testar nuevas herramientas tecnológicas.