El Gran de Canarias (GTC), el mayor y tecnológicamente más avanzado del mundo, permitirá conocer los misterios del cosmos a través de su potente espejo equivalente a la visión de cuatro millones de pupilas.

El telescopio, ubicado en la isla de , en el archipiélago canario, fue inaugurado por los reyes de y la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, entre otras autoridades, junto a representantes de la comunidad científica.

El GTC es un telescopio de espejo primario segmentado de 10,4 metros de diámetro instalado en uno de los mejores lugares del hemisferio norte: el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma, Islas Canarias). Este telescopio es una iniciativa española, liderada por el IAC ( de Canarias) con el decidido apoyo de la y la Comunidad Autónoma Canaria, a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) de la Comunidad Europea, y la participación de México, a través del IA-UNAM (Instituto de Astronomía de la ) e INAOE (Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica), y Estados Unidos, a través de la .

Cuenta en su diseño con las últimas innovaciones tecnológicas, por lo que se convierte en uno de los instrumentos más avanzados en la actualidad desde todo punto de vista para observar el cosmos.

Con el GTC se distinguirán sistemas planetarios en estrellas de nuestros alrededores, se podrá conocer la materia oscura, descubrir el nacimiento de estrellas, ver las galaxias más alejadas.

Asimismo, permitirá estudiar más a fondo las características de algunos y su evolución, o saber cuáles son los componentes químicos creados tras el «».

Por último, y para cubrir las expectativas creadas, hallar planetas similares al nuestro en otras estrellas es una de las metas emblemáticas de este poderoso instrumento.

El Gran Telescopio CANARIAS (GTC), es un ambicioso proyecto español destinado a construir uno de los mayores y más avanzados telescopios del mundo. Liderado por el Instituto de Astrofísica de Canarias, el telescopio realizó la primera luz oficial en la madrugada del 13 al 14 de julio de 2007 y se espera que entre en producción científica a mediados de 2008. Las obras comenzaron en 2000 en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, La Palma. Dichas instalaciones, junto con el , constituyen el Observatorio Norte Europeo (ENO). En este lugar se reúnen condiciones óptimas para la observación, debido a la calidad del cielo y a la existencia de una ley que lo protege.

La construcción del GTC ha sido financiada por el Gobierno Autonómico de Canarias y el Gobierno de España, a través del Ministerio de Educación y Ciencia. Sin embargo el GTC tiene carácter internacional, habiéndose firmado acuerdos para la participación en el proyecto de México, a través del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de Puebla, México. Además de estas instituciones también es socio de este proyecto Estados Unidos a través de la Universidad de Florida.
Con este telescopio se podrá conocer más sobre los agujeros negros, las estrellas y galaxias más alejadas del Universo y las condiciones iniciales tras el Big Bang. Se espera que el telescopio realice importantes avances en todos los campos de la astrofísica.