Según la descripción inscrita en una tablilla babilonia y traducida por un experto del Museo Británico, la embarcación supuestamente construida por Noé con ocasión del diluvio era circular.

Entre las narraciones bíblicas que más preguntas han suscitado entre los historiadores destaca la del Arca de Noé: la gran embarcación que, por instrucción de Dios, construyó el único hombre virtuoso sobre la Tierra, Noé, para librarse del diluvio universal junto a una pareja de cada especie animal.

Las referencias a este episodio, concretamente a un gran diluvio y la construcción del Arca, no sólo aparecen en los textos religiosos, sino también en vestigios históricos. Es el caso de una tablilla de arcilla babilonia datada hace 3.700 años y cuyas inscripciones, según un artículo publicado en el diario inglés ‘The Guardian’, han sido recientemente traducidas con resultados sorprendentes: la descripción del arca apunta a una gran embarcación circular, concebida simplemente para flotar (de hecho, y de acuerdo con la historia bíblica, no tenía por qué dirigirse a ningún lugar).

La tablilla fue hallada por un particular en 1940 en Oriente Medio y ha sido ahora analizada por Irving Flinkes, un experto del Museo Británico de Londres.

Fuente