La Leyenda Urbana de la novia, no es una bella de amor como podréis suponer. Erase una vez una novia muy feliz, que se iba a casar el 7 de a las 21:00 hrs. Ella no veia la hora de que llegara el momento… Pero las cosas no salieron como ella planeaba…

Era la hora, había llegado el momento… la novia llegó a la iglesia y se quedó esperando a su prometido. Eran las 21:00… y el no venia pasaron las horas. Las 22.00… las 23:00… y cuando estaba a punto de irse recibió una noticia:

Su novio la había dejado plantada en el altar. 

Al día siguiente la mujer pasó por la misma iglesia, por donde se supone que se debía haber casado, y de allí salía una feliz pareja que se acababa de casar. La mujer supo ver que los que se habían casado eran… su prometido y su hermana. 

Cuentan que esa misma noche (la noche de bodas de su hermana y de su ex-prometido) la mujer se puso su vestido, y que empezó a cantar (la canción que se canta en las bodas) y que salió de su casa con un hacha. 

La mujer se dirigió a la casa de su hermana donde la feliz pareja estaba durmiendo, y una vez allí con su hacha le corto la cabeza a su hermana y a su prometido. Después de 1 hora llego la policía y encontraron a la mujer tirando arroz, cantando la misma canción y meciéndose en una mecedora, y dicen que cuando vio que la policía había llegado la novia se tiro por el balcón (que daba a la calle).

Los policías echaron un vistazo al balcón y sólo vieron el velo de la mujer. 

Dicen que nunca alcanzó a morir y que cada vez que ve un matrimonio feliz los mata y que todos los 7 de julio se pasea por el cementerio cantando su canción con su vestido blanco manchado de sangre y su hacha.