NASA lanza avión hipersónicoAlcanza más de 11 mil kilómetros por hora

El avión experimental X-43A de la NASA alcanzó hoy, martes, los 11 mil 265 kilómetros por hora, diez veces la velocidad del sonido.

El éxito de la prueba abre la posibilidad de que la tecnología del X-43A se use en cohetes destinados al lanzamiento de satélites o naves espaciales, así como en aviones militares o comerciales.

El vuelo se produjo sobre el océano Pacífico al noroeste de Los Ángeles, en un área de vuelo restringido utilizada por la Marina de Estados Unidos.

El avión (que no llevaba ningún ocupante) alcanzó una velocidad de 11 mil 265 kilómetros por hora y una altura de 33 mil 500 metros.

El director de la NASA, Sean O»Keefe, señaló en un comunicado que «este vuelo es un hito y un importante paso hacia las futuras posibilidades para producir impulsores que envíen grandes cargas al espacio de una forma fiable, segura y barata».

Alcanza más de 11 mil kilómetros por horaEl X-43A (cuyo primer intento ayer tuvo que ser aplazado por razones técnicas) utiliza un motor de nueva tecnología denominado «ramjets» de combustión supersónica (o «scramjets»).

La ventaja de esta tecnología es que, una vez que se alcanza la velocidad de Mach 4 (cuatro veces la velocidad del sonido) con motores a reacción convencionales, el «scramjet» puede proporcionar a una nave una velocidad de hasta Mach 15 sin tener que llevar los tanques de oxígeno (combustible) que los cohetes de hoy en día necesitan.

El «scramjet» no tiene prácticamente ninguna parte movible y obtiene el oxígeno necesario para quemar el combustible del aire de la atmósfera que es comprimido antes de ser mezclado.

El aire es comprimido de forma natural por la velocidad del vehículo y la forma de las toberas.

El gran desafío al que se tenía que enfrentar esta tecnología era demostrar que el «scramjet» puede obtener oxígeno suficiente para funcionar incluso en las capas más elevadas de la atmósfera donde este elemento químico escasea.

Otra ventaja de este motor es que la potencia proporcionada por un «scramjet» puede ser regulada como la de cualquier reactor mientras que los cohetes ofrecen un empuje constante.

Fuentes: frontera.info