La Casa Blanca desmiente oficialmente la existencia de extraterrestres


Según podemos leer en Geekandtech, la Casa Blanca ha respondido oficialmente a una petición firmada por 12.078 personas que habían reclamado al Gobierno estadounidense que “reconozca formalmente la presencia extraterrestre entre la raza humana”. La Oficina de Ciencia y Tecnología de Washington ha dado respuesta a las inquietudes de los contribuyentes de EE.UU.

Phil Larson, el director de esta oficina, ha escrito en la página web de la Casa Blanca, bajo el título La búsqueda extraterrestre: no hay pruebas todavía, una carta en la que niega categóricamente que Estados Unidos albergue pruebas de vida extraterrestre.

“El Gobierno de Estados Unidos no tiene evidencia alguna de que exista vida fuera de este planeta, o de que una presencia extraterrestre  haya contactado o se haya relacionado con un miembro de la raza humana. Además, no existe información fiable que sugiera que alguna evidencia esté siendo ocultada al escrutinio público” afirmó Larson en el blog oficial de la Casa Blanca.

“Sin embargo -continúa- eso no significa que la cuestión de la vida fuera de nuestro planeta no se esté discutiendo o explorando. De hecho, hay una serie de proyectos encaminados a comprender si existe vida o no fuera de la Tierra”, asegura Larson, quien pasa a relatar los proyectos en los que la Administración Obama trabaja en estos aspectos.

En el último punto de la misiva, el funcionario estadounidense explica que “muchos científicos y matemáticos han observado con perspectiva estadística la cuestión de si es probable que exista vida fuera de la Tierra y han llegado a la conclusión de que las probabilidades son bastante altas de que en algún lugar entre los billones y billones de estrellas en el universo exista un planeta en el que haya vida como en nuestro planeta. Muchos también han observado, sin embargo, que las probabilidades de que contactemos con alguno de ellos -especialmente con seres inteligentes son muy pequeñas, teniendo en cuenta las distancias”.

El gobierno de Barack Obama implementó un programa llamado “We the People”  a través del cual las peticiones que junten al menos cinco mil firmas, deberán ser respondidas por las autoridades. Y tal fue el caso en esta ocasión.