Supernova más lejana


Astrónomos de la Universidad de California en Irvine (Estados Unidos) han descubierto la supernova más distante conocida examinando datos de archivo. Los resultados del estudio se publican esta semana en la revista ‘Nature’.

Las supernovas son explosiones estelares luminosas. El tipo más común procede de las estrellas masivas de corta vida. Se pueden observar en galaxias muy distantes y por ello dar prueba de las condiciones que existían en el Universo primitivo.

Los investigadores, dirigidos por Jeff Cooke, aplican un método que se aprovecha de las propiedades excepcionales de una subclase específica de supernova conocida como IIn.

Estas supernovas son luminosas explosiones de colapso nuclear que son brillantes en el rango ultravioleta y no el visible al que tienen acceso los telescopios terrestres. Al observarse a grandes distancias, el punto máximo de luz ultravioleta muestra un corrimiento al rojo, cercano al infrarrojo visible del espectro.

La búsqueda en los datos archivados sobre galaxias que han brillado y se han desvanecido reveló la supernova candidata. Debido a que los objetos de tipo IIn tienen líneas de emisión brillantes que persisten entre tres y cinco años, los investigadores pudieron obtener nuevas observaciones para confirmar los corrimientos al rojo, dos de ellos de la supernova más distante observada hasta la fecha.