Los funcionarios del ministerio de Defensa de Gran Bretaña han recibido la instrucción para destruir informes que ha recibido sobre el objeto volador no identificado (OVNI). La instrucción tornará aún más misterioso y confuso el problema de la existencia de OVNI.

A comienzos de diciembre del año pasado, para reducir gastos, el ministerio de Defensa de Gran Bretaña decidió cerrar la línea caliente sobre el OVNI y dejó de realizar actividades exploradoras e investigaciones para confirmar la existencia del mismo. Esta línea se abrió desde 1959. Con respecto a ello, el ministerio de Defensa explicó que había recibido en los 50 años anteriores 12.000 informes sobre el particular, pero ninguna información de los testigos supone una amenaza para la seguridad nacional de Inglaterra. Un portavoz de esa entidad que quiere mantenerse en anonimato manifestó que la suspensión de las investigaciones sobre OVNI podrá ahorrar por año al ministerio 44.000 euros, sin peligro para la seguridad nacional. David Clarke, profesor conferenciante de la Facultad de Periodismo de la Universidad Sheffied Hallam, manifestó: “Estoy sumamente decepcionado por esta decisión del ministerio de Defensa. Considero que los testimonios sobre el OVNI son de interés para el público, ya que es un fenómeno lleno de misterio.”

Desde ahora los informes al respeto enviados al ministerio de Defensa se guardarán durante 30 días, y serán destruidos después de ello. El ministerio de Defensa no tendrá la necesidad de publicar estos informes a petición de “Libertad de Información”, ni remitirlos al Instituto Nacional de Archivos. (Pueblo en línea)
05/03/2010

Fuente