La advirtió el domingo a los siete del espacial Discovery que es probable que su retorno a casa, programado inicialmente para el lunes por la mañana en la , sea retrasado por lluvias en esa zona.

El comandante de la , Alan Poindexter, dijo que siempre es maravilloso pasar más tiempo en órbita, por lo que no le importa si el transbordador no puede regresar a la sino hasta el martes.

El equipo de control informó que continuará monitoreando el clima, por si acaso cambian los pronósticos. En el peor de los casos, el Discovery podría aterrizar en una pista en el sur de el martes.
Poindexter y su equipo están preparándose para regresar luego de una misión de dos semanas en la que viajaron a la para llevar provisiones, experimentos científicos y repuestos, incluyendo un tanque lleno de refrigerante de amoniaco. Debieron realizar tres caminatas espaciales para instalar el nuevo tanque.

Si el tiempo en la Florida lo permite, en su regreso el Discovery volará sobre , acercándose por el noroeste del Pacífico. Generalmente, la NASA prefiere que los transbordadores regresen por el suroeste, por encima del Pacífico Sur, América Central y el Golfo de .

Por razones de seguridad se evitan los viajes a través del continente desde que en 2003 el transbordador Columbia estalló en pedazos sobre Texas. Sólo una misión, en 2007, ha culminado con un vuelo continental desde el accidente.

El recorrido continental permitirá que aquellos estadounidenses que se encuentren bajo la trayectoria del transbordador, si el tiempo lo permite, observen un espectáculo de luces en el cielo.

Sólo le quedan tres viajes más al programa de transbordadores estadounidenses.

Fuente