La Ouija no es un juego

La Ouija no es un juego. Para empezar os diré que la palabra Ouija viene de dos palabras Oui (“si”, en francés) y ja (“si”, en alemán), ya sabéis que la repetición tiene poder. Anteriormente se utilizaban unas planchas de madera y eran conocidas como planchette.

Ante las estadísticas de personas en tratamiento psiquiátrico, que informan de su relación directa con el espiritismo, de las mas diversas formas (ouija, invocaciones, escritura automática, …), y aún más en personas relacionadas directamente con el mundo paranormal en general, yo personalmente no puedo “calificar”, como muchos lo hacen e incluso algunos venden la tabla de Ouija, como un juego. El peligro es menos quizá del mas allá y bastante mas del mas acá. Muchísimos casos de gente que se cree que está poseída empezaron con este mal llamado juego.

Los hospitales psiquiátricos también están llenos de personas que dicen tener relaciones con lo paranormal y sobrenatural. Este es un punto que nos debería hacer reflexionar sobre la peligrosidad o no del contacto espiritista.

Hay mucha gente que lleva mucho tiempo practicando “el juego de la Ouija” como suelen llamarlo, sin haber tenido ningún percance jamás, sin embargo, otros grupos han acabado en histeria colectiva ante su primer contacto con el más allá (sea este real o no) ya sea mediante la tabla o por cualquier otro medio.

Desde luego, no se puede considerar el espiritismo o la Ouija, como un mero juego, lo dicho anteriormente así lo demuestra. Aunque con las prevenciones necesarias tampoco es bueno que se tenga miedo ante el fenómeno (ni ante nada en realidad). Es bien sabido que el ser humano es curioso por naturaleza, y el mundo de lo sobrenatural o paranormal sabemos que llama la atención sobremanera, sin embargo hay ser una persona con sentido común y tener bien afianzados los pies en la tierra para enfrentarnos a este territorio de lo desconocido.

Para realizar espiritismo de manera correcta es necesario, que se haya estudiado el tema a fondo, sobre todo por parte del “jefe del grupo” o director (que es el que hace de Médium y/o de guía la sesión). Nunca se debería “jugar” a la Ouija sin que nadie del grupo tenga experiencia previa.

La gente inexperta, sin conocimientos ni experiencia en el tema, e incluso gente con problemas psicológicos, psiquiátricos o ambos, inician su contacto con el más allá, mediante la Ouija no considerándola mas que un simple juego. En estos casos, lógicamente, se pueden presentar problemas muy serios, ya que el propio fenómeno, la sugestión o las energías presentes dejan de estar controladas por el médium, osea por el grupo, y pasan a generar una fenomenología basada en el miedo y la histeria común, totalmente desbocada.

Ni que decir tiene cuando por parte de miembros del grupo se intenta “engañar” o asustar a otros miembros mas débiles o sugestionables las consecuencias que puede acarrear y no solo para estos miembros sino, en ocasiones, para el grupo completo.

Si quieres saber mas sobre la Ouija pincha Aquí.La Ouija no es un juego