Arqueólogos peruanos hallaron nueve entierros en una “huaca”, construcción piramidal preincaica, en el barrio limeño de Magdalena del Mar, informaron hoy sus descubridores.

“Se trata de nueve individuos, uno tendido y el resto en posición fetal”, dijo a Efe, el arqueólogo Roberto Quispe, quien precisó que los cuerpos, descubiertos la semana pasada en la huaca Huantille estaban cubiertos hasta con tres capas de tela.

Además, junto a los individuos enterrados en posición fetal se encontraron algunas vasijas de cerámica o mates (cuencos) de calabaza.

Aunque aún faltan mayores análisis para determinar su origen, se presume que los cuerpos pertenecen a la cultura Ishma, que se desarrolló en el período Intermedio Tardío (entre los 1.000 y 1.400 años después de Cristo) en la costa central de Perú y tuvo su centro en la localidad de Pachacamac, a unos 40 kilómetros al sur de Lima.

Según Quispe, el individuo en posición extendida habría sido enterrado en los últimos años de uso de la huaca Huantille.

Desde que se iniciaron las excavaciones en Huantille se han descubierto una veintena de cuerpos, cuarenta vasijas y una quincena de husos para hilar, entre otros objetos preincaicos.

La huaca Huantille ha sido recuperada del abandono, a iniciativa del ayuntamiento de Magdalena del Mar y con el apoyo del Instituto Nacional de Cultura.

Hasta el 2007 Huantille permaneció olvidada bajo toneladas de escombros y basura, además de haber sido invadida por drogadictos y hasta una fábrica de ladrillos.