Fenómenos extraños en fabrica de Foios (Valencia)

Hoy os voy a hablar de Fenómenos extraños en (Valencia). , es una localidad valenciana. Una agente jurado que está haciendo la ronda en el turno de noche en una fábrica de válvulas, se encuentra en el laboratorio, comprueba que todo está bien, apaga la luz y sale. A los pocos metros se gira sorprendida al observar que la luz ha vuelto a encenderse. Se acerca a la puerta y ve como una “mano” está encendiendo y apagando todos los aparatos. Histérica corre hasta el teléfono y llama a la guardia civil. Un agente se persona pero no descubre nada extraño.

Ésta es solo una de las varias que los vigilantes nocturnos de la empresa dicen haber presenciado, ruidos sin explicación, radios que se apagan o encienden, figuras negras que aparecen y desaparecen, etc. Lo cierto es que ya van 3 agentes a los que se les a concedido la baja por fenómenos extraños que les causan síntomas de y les impiden realizar su trabajo correctamente.

Tanto la guardia civil como la policía local ya han investigado el lugar sin encontrar síntomas de nada raro, aunque los vigilantes afirman que los sucesos sólo ocurren de noche. Los cuerpos de seguridad llegaron a acordonar la zona sin encontrar a nadie que pudiera ser el causante de los ruidos o fenómenos que afirmaban presenciar los vigilantes.

En los últimos días se ha conocido que la fábrica (que no está en un polígono industrial sino rodeada de fincas) está situada encima de lo que era “el camino de los muertos” o lo que es lo mismo el sendero hacia el antiguo cementerio. En un principio este dato se toma como anecdótico, pero los vigilantes dicen que los fenómenos se vienen produciendo intermitentemente desde hace ya 20 años, y algunos piensan que el causante podría ser el antiguo promotor de la fábrica Hugo Bacharach ya fallecido y quien era amigo de Adolf Hitler.

Los responsables de la empresa guardan silencio y la gente de los alrededores es en general escéptica afirmando que “eso de los no son más que chorradas”, aunque algunos piensan que los hechos podrían estar en la imaginación de alguno de los guardias pero que al ser ya 6 los que han pedido la baja habría que tomarlo más en serio.